Alimentos ecológicos, todo ventajas

Alimentos ecológicos

Qué son los alimentos ecológicos, orgánicos o biológicos

Los alimentos ecológicos, biológicos u orgánicos, son aquellos que no son transgénicos y proceden de animales o cultivos que no han sido tratados con: pesticidas, abonos químicos, antibióticos, hormonas o procesos artificiales.

Los productos no biológicos (no “alimentos”), gracias a la maduración artificial, la clasificación por tamaños y su atractiva colocación, muchas veces son sólo apariencia y encubren falta de gusto y deficiencias en su valor nutritivo.

AGRICULTURA ECOLÓGICA: Se basa en la fertilización de la tierra con abonos orgánicos naturales, no utilización de pesticidas, eliminación de cualquier aditivo de síntesis para la elaboración y conservación de los alimentos.

GANADERÍA ECOLÓGICA: Se basa en el manejo extensivo del ganado, planificación de pastos y forrajes que garanticen la alimentación equilibrada y ecológica de los animales, métodos sanitarios basados en la fitoterapia, homeopatía, ect., y el respeto a su ciclo natural de sueño y vigilia y también a su necesidad de aire y luz.

CONSERVACIÓN BIOLÓGICA: Se ha renunciado a todo tipo de aditivo y conservante químico y se emplean procedimientos clásicos: el secado, el vacío, el frío y las fermentaciones.

Alimentos ecológicos, hacia un nuevo concepto de calidad

Se han realizado numerosos estudios para evaluar la diferencia entre los alimentos convencionales y los biológicos y los resultados son concluyentes y alentadores para el progreso de la agricultura biológica: Los productos biológicos tienen un mayor y equilibrado contenido de principios activos, favorecen los procesos de asimilación y nutrición y permiten una conservación sin mermas para el consumo.

Ventajas de los alimentos ecológicos

Valor nutritivo; Mejor calidad por su contenido en vitaminas, minerales, hidratos de carbono y proteínas, capaces de satisfacer las necesidades del organismo.

Sabor; Las plantas crecen sanas y se desarrollan mejor, con su auténtico aroma, color y sabor.

Economía: Resultan un poco más caros, pero su contenido en nutrientes es superior al de los convencionales y no intoxican el organismo con sustancias ajenas a el que pueden dañarle.

Ecología: La agricultura biológica protege el medio ambiente ya que: Fertiliza la tierra y frena la desertización, favorece la retención del agua y no contamina, fomenta la biodiversidad, mantiene los hábitats animales y preserva la vida rural.

Garantía de salud: Ayuda a aumentar las defensas del organismo. Al no contener residuos fitosanitarios, manipulación genética o aditivos, no producen patologías. Contribuyen a eliminar los radicales libres y ayudan a llevar una dieta equilibrada.

Armonía: Respeta el equilibrio de la naturaleza. El equilibrio entre la agricultura y la forestación y la rotación de los cultivos, permiten la preservación de un ecosistema capaz de satisfacer a las futuras generaciones.

Comunidades rurales: Permite la revitalización de la población rural. Restituye a los agricultores la dignidad y el respeto que se merecen por parte de la población general por su papel de guardianes del paisaje y de los ecosistemas agrícolas.

Educación: La agricultura orgánica es una gran escuela práctica de educación ambiental.

Empleo: Generan oportunidades de creación de empleos permanentes y dignos.

Futuro: Los productos ecológicos son grandes innovadores que consiguen la combinación de prácticas tradicionales con las más modernas, desarrollando técnicas que permiten evitar el empleo de agentes de polución del ecosistema.

Hoy en día existen una gran variedad de tiendas de alimentación ecológica,  en el herbolario online Món Natura puedes encontrar una amplia variedad de alimentos ecológicos, puedes hacer un pedido y recibirlo en casa fácil y rápidamente desde su web www.mon-natura.com.

Cómo decía el gran filósofo y médico Hipócrates:

Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina.

Deja tu comentario
verifyserptrade