ENVIOS INTERNACIONALES DISPONIBLES

Eliminación y detoxificación de metales pesados.

Nosotros, como seres humanos, vivimos en un ecosistema donde el medio ambiente está lleno de toxinas, productos químicos y metales pesados.  Por lo tanto, estamos constantemente expuestos a ellos inevitablemente.

Estas toxinas se almacenan en nuestros tejidos y órganos donde se acumulan con el tiempo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que “el riesgo de padecer enfermedades renales, cerebrales y cardíacas aumenta por la presencia de metales en el organismo”, y “el efecto de algunos metales en los huesos y los dientes puede ser irreversible.”

¿CUÁLES SON LOS METALES PESADOS MÁS COMUNES?

Metales pesados como el mercurio, el plomo, el cadmio, el arsénico y el aluminio se acumulan en el cuerpo y pueden tener graves efectos sobre la salud. En muchas ocasiones su origen es de forma natural, pueden encontrarse en el aire, los alimentos y el agua, pero también a través de productos de limpieza, pinturas, tabaco o incluso las amalgamas dentales.

Cadmio

El cadmio es un elemento natural que se encuentra en pequeñas cantidades en el medio ambiente. Es un componente de muchos productos que utilizamos a diario, como las pilas, la pintura, los plásticos y las aleaciones metálicas.

Cuando el cadmio se inhala, puede causar cáncer de pulmón. El cadmio también puede absorberse a través de la piel, y puede causar daños en los riñones.

Aunque tiene algunos usos beneficiosos, el cadmio puede ser tóxico para los seres humanos y los animales si se inhala o se ingiere en grandes cantidades.

 La exposición al cadmio puede causar diversos problemas de salud, como daños en los riñones y el hígado, anemia y cáncer.

Manganeso

El manganeso es un mineral esencial para el buen desarrollo y el metabolismo del organismo y también necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Puede encontrarse en algunos alimentos y suplementos.

Cuando se consume demasiado manganeso puede provocar problemas en el páncreas, el hígado y el sistema nervioso central y presentar mareos, debilidad muscular y convulsiones.

El arsénico

El arsénico es un compuesto natural que se encuentra en varias especies de plantas. Las plantas absorben el arsénico del suelo a través de sus raíces. El arsénico es un compuesto tóxico que puede dañar la salud humana.

Los metales pesados como el arsénico, el telurio y el plomo pueden ser perjudiciales y probar graves daños para la salud humana.

El plomo

El plomo es un metal pesado tóxico que puede acumularse en el organismo y causar problemas de salud. Tiene una alta densidad y una gran reactividad química.

El plomo está presente en nuestra vida cotidiana, se utiliza por ejemplo para aumentar el octanaje de la gasolina. Aquellas personas que están en contacto con ella están expuestas en mayor medida a su toxicidad.

La principal fuente de exposición al plomo es el aire. La contaminación del aire procedente de la gasolina con plomo entra en las vías respiratorias y se acumula en los órganos durante años.

 Dado que el plomo entra en el cuerpo a través de los pulmones, los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes son los que corren mayor riesgo de envenenamiento por plomo ya que puede causar retrasos en el desarrollo, problemas de aprendizaje, problemas de comportamiento, pérdida de audición y daños renales,

Mercurio:

Es un metal pesado muy tóxico que puede encontrarse en algunos productos industriales y comerciales. La exposición a este metal puede causar graves problemas de salud, como daños neurológicos, renales e incluso la muerte. La amalgamas dentales pueden provocar intoxicación por mercurio.

Para proteger a las personas de los peligros de la exposición al mercurio, es importante desintoxicar el cuerpo de este metal.

Esto puede hacerse mediante la terapia de quelación, que es un tratamiento médico que utiliza productos químicos especiales para unirse a los metales pesados y eliminarlos del cuerpo.

Cuando existe mercurio en nuestro cuerpo hay más opciones de padecer autismo, insomnio, depresión y problemas respiratorios. El mercurio se acumula en riñones, cerebro, sistema nervioso, etc.

¿Dónde se encuentran los metales pesados?

La exposición a los metales pesados puede producirse por el contacto con el aire, el agua o el suelo contaminados; por el uso de productos contaminados; o por el consumo de alimentos contaminados.

Algunas personas pueden estar expuestas a niveles más altos de metales pesados si trabajan en determinadas ocupaciones, como la minería, la fundición o el trabajo con baterías u otros metales.

Diferentes tipos de procesos industriales, especialmente la minería, pueden liberar metales pesados en el medio ambiente. Otras personas también pueden estar expuestas a través de sus aficiones, como la soldadura o el trabajo con metales, o por el uso de ciertos cosméticos o medicamentos.

Hay diferentes síntomas que puede provocar la toxicidad, que van desde erupciones cutáneas y diarrea hasta confusión, y otros trastornos mentales.  

¿Qué consecuencias y problemas podemos tener si sufrimos una intoxicación por metales pesados?

Algunos metales pesados son peligrosos para la salud humana. Por ejemplo, el arsénico, el plomo y el cadmio son peligrosos, pueden causar cáncer y defectos de nacimiento y otros problemas de salud.

La toxicidad por metales pesados se refiere a los niveles perjudiciales de metales pesados en los tejidos biológicos. Los metales pesados, o elementos químicos con números atómicos superiores a 64, incluyen el plomo, el mercurio, el arsénico, el cadmio

SÍNTOMAS. ¿Cómo podemos detectar que estamos intoxicados?


La toxicidad por metales pesados puede o no mostrar algunos de estos síntomas y puede incluso no ser consciente de ellos.   Poca energía, cansancio, fatiga, depresión.

Pueden afectar a tu capacidad reproductiva, y pueden ser causa de esterilidad.  También pueden dañar tu hígado, páncreas y riñones.

Se han diagnosticado muchas enfermedades crónicas como resultado de estos síntomas,  en personas con un “aparente” estilo de vida saludable.

En la actualidad se ha aceptado que la exposición crónica de bajo nivel a metales pesados tóxicos es un factor importante que contribuye a muchas enfermedades degenerativas.

¿Es posible la desintoxicación? ¿Cómo eliminar los metales pesados de tu organismo?


El cuerpo humano no tiene ninguna forma eficaz de eliminar estos metales una vez que han entrado en el torrente sanguíneo.

La desintoxicación es la única manera de eliminarlos del cuerpo y prevenir daños mayores.

Hay muchas maneras de eliminar los metales pesados del cuerpo aunque no es posible deshacerse de ellos por completo, se acumulan en los órganos y tejidos.  

Entre algunas soluciones se incluye la terapia de quelación, las dietas de desintoxicación y los suplementos alimenticios.

Entre nuestro arsenal de remedios que pueden ayudarnos a limpiar nuestro cuerpo nos encontramos:

Chlorella:

La clorela es rica en nutrientes y eficaz para la desintoxicación. La clorela, la verdura comestible más densa en nutrientes del planeta, es una excelente fuente de clorofila, ya que absorbe los metales pesados, como el mercurio, el cadmio, el níquel, el plomo, el arsénico, el aluminio y el flúor. Es naturalmente alta en vitaminas, minerales, clorofila, aminoácidos, enzimas y antioxidantes. Se puede utilizar Chlorella para limpiar el organismo en forma de cápsulas como complemento alimenticio

L- Glutation

Un suplemento dietético que puede tomarse por vía oral para desintoxicar el cuerpo. L- Glutation es rico en glutatión, un poderoso antioxidante, y es conocido por reducir los metales pesados en el cuerpo.

Las personas también pueden tomar L- Glutation para desintoxicar el cuerpo después de estar expuestos a metales pesados, como el plomo o el mercurio.

Astaxantina

La ASTAXANTINA es un complemento alimenticio utilizado en el tratamiento del cáncer. Actúa deteniendo el crecimiento de las células cancerosas. Está indicado para el tratamiento del cáncer de próstata en hombres cuya enfermedad ha progresado a pesar de haber recibido una terapia hormonal previa. La Astaxantina también tiene propiedades desintoxicantes útiles para la eliminación de metales pesados.

Zeolita

Es un sistema totalmente natural, eficaz y seguro para eliminar los metales pesados del medio ambiente y del cuerpo. La zeolita ha sido utilizada desde el año 1800 como desecante, para la limpieza de derrames de petróleo y como catalizador en la industria. La zeolita es un mineral volcánico natural que se encuentra en todo el mundo. Se extrae principalmente de las coladas de lava y es un cristal natural de zeolita. La zeolita está formada por dióxido de silicio puro.

En conclusión, la Chlorella, la Astaxantina y la Zeolita son productos excelentes para la desintoxicación y limpieza de los metales pesados y también seguros. En nuestro herbolario puede encontrar un set depurativo de metales pesados que se compone de Chlorella, astaxantina, zelotia y l-glutation o comprarlos si es de tu preferencia por separado.

Este contenido es meramente informativo, en ningún sustituye el tratamiento ni recomendación alguna. El consumo de suplementos alimenticios debe ser supervisado por su médico o terapeuta.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Lista de espera Envíanos tu email y te avisaremos cuando tengamos en stock. Muchas gracias!.
Ir arriba

Suscríbete al Boletín y consigue un 5% de descuento