ENVÍO GRATIS DESDE 49€ (Sólo península)

ENVIAMOS A TODA EUROPA, EEUU, CANADÁ, SUDAMÉRICA

Diferencias entre la Artemisa Annua y la Vulgaris

La Artemisa es una planta perenne que normalmente crece de 50 a 150 cm de altura de olor fuerte y característico sabor amargo. Se compone del principal ingrediente, Artemisinina, y contiene además aceite esencial con linaiol, cineol, beta tujone, alfa y beta pineno, borneol, neroli, mirceno y abrotamina. Además, lactonas sesquiterpénicas (vulgarina), taninos, flavonoides, derivados cumarínicos y triterpenos (sitosterina, tetracoazanol, fernenol). Las hojas contienen vitaminas A, B1, B2 y C, y la planta es muy rica en hierro.

Descubierta en 1972 por Tu Youyou, quien recibió el Premio Nobel de Medicina 2015 por su descubrimiento, la artemisinina es ampliamente conocida por sus efectos antipalúdicos. Sin embargo, sus beneficios y usos no se limitan al tratamiento de la malaria. Este fármaco nootrópico aún se encuentra en investigación y hay mucho por descubrir sobre la artemisinina. La gente se refiere a ella como una hierba milagrosa y propiedades mágicas por sus resultados positivos contra las infecciones y enfermedades microbianas.

artemisa vulgaris
Artemisa Vulgaris

Tanto las partes aéreas como la raíz de la Artemisa se han utilizado en medicina. Lo más común es usar las hojas, que se aplican tanto a la medicina herbal occidental como a la china. Las hojas y las copas se recogen y se secan justo antes de que la planta florezca, generalmente en agosto. Más tarde en el otoño, las raíces se pueden desenterrar y secar enteras. El fieltro blanco en la parte inferior de las hojas se usa en la medicina china para la moxa. El remedio homeopático Artemisia se prepara cortando y arrancando la raíz fresca de la planta, que se desentierra a principios del invierno, en alcohol antes de filtrar y potenciar el remedio.

PROPIEDADES Y EFECTO DE LA ARTEMISA

Amargo, aromático, apetitoso, digestivo, biliar, diurético, analgésico, tónico, antiséptico, desinfectante, mata gusanos intestinales, diurético, débilmente laxante, fortalecedor de nervios, estimulante uterino, regulador menstrual, analgésico, anticonvulsivo, antiespasmódico.

En la medicina china, se dice que la hierba «calienta» los meridianos y contrarresta el «frío interior».

Uso médico de la Artemisa en los últimos tiempos

Como hierba amarga, la Artemisa se puede utilizar cuando se necesita estimular la digestión.

La Artemisia Vulgaris o hierba de San Juan tiene un efecto más suave que la mayoría de las otras especies de Artemisia y se puede ingerir durante mucho tiempo en dosis bajas para mejorar el apetito, la función digestiva y la absorción de nutrientes. La hierba promueve la digestión no solo a través de la estimulación de las sustancias amargas, sino también a través de un efecto supresor de gases intestinales de los aceites esenciales de la planta. Los aceites esenciales de la hierba tienen la reputación de eliminar los parásitos intestinales y las lombrices intestinales, aunque el ajenjo (Artemisia absinthium) tiene un efecto más fuerte para este propósito.

Un dato curioso que quizás no conozcas es que, con su nombre vulgar de hierba San Juan se le conoce también al Hipérico que son plantas medicinales diferentes.

La Artemisia Vulgar tiene un efecto antibacteriano general y se ha demostrado que inhibe el crecimiento de las bacterias Staphylococcus aureus, Bacillus typhi, B. dysenteriae, B. streptococci, B. subtilis, E. coli y Pseudomonas. La hierba también fortalece el flujo de bilis, lo que significa que la Artemisia Vulgaris se ha utilizado contra la ictericia.

Una infusión de hierbas o una tintura de alcohol de Artemisa se usa para tratar problemas de hígado y estómago, pero ambos deben diluirse un poco para amortiguar el sabor amargo. El té de Artemisa ha sido utilizado por los nativos de América del Norte contra resfriados, gripe, bronquitis y fiebre, y en una forma de terapia del sudor. Llamaron a la Artemisa «El gran sabio» y usaron la hierba como incienso en rituales de «difuminado» para limpiar tanto el entorno espiritual como el físico.

infusion de artemisa
Infusión de Artemisa

En la medicina natural occidental, la infusión de Artemisa se utiliza como diurético y antitranspirante. Además, la hierba tiene un efecto leve sobre el sistema nervioso, que está relacionado con el contenido de aceite esencial, y puede ayudar a aliviar la depresión y la tensión. Sin embargo, es importante que el aceite esencial no desaparezca durante la preparación del té de hierbas.

Los chinos también toman té de Artemisa antes de irse a dormir, lo que en Europa se puede relacionar con el uso de la hierba como relleno de pequeñas «almohadas de ensueño». Dormir con una almohada de este tipo cerca de la nariz promueve sueños vívidos y claros. Tenga en cuenta, sin embargo, que puede producir sueños pesados o pesadillas a aquellas personas que necesiten desintoxicación del cuerpo.

La Artemisa tiene un fuerte efecto promotor de la menstruación, y los herbolarios europeos y chinos han utilizado la hierba tanto para inducir como para regular la menstruación. También se puede combinar con otras hierbas, como la corteza de palo cruzado (Viburnum opulus) para el tratamiento de los cólicos menstruales. La Artemisa también se utiliza para trastornos nerviosos como histeria, temblores y epilepsia.

Externamente, puede aplicar un linimento con Artemisa o lavar con un té de Artemisa para aliviar la picazón y combatir las infecciones por hongos y otras infecciones de la piel, y para un lavado para la infección por hongos en zonas íntimas. Usado en una compresa, el té de Artemisa se puede usar como apósito para aliviar el dolor muscular.

Artemisa como alimento y en especias.

Las hojas de la Artemisia Vulgaris se pueden consumir crudas o cocidas. Son aromáticas, pero no tan amargas como las de la Artemisa Annua, y se pueden utilizar en pequeñas cantidades en los alimentos para mejorar el sabor y hacerlos más digeribles.

Artemisa annua
Artemisa Annua

En las recetas antiguas, Artemisa era una especia indispensable para los alimentos grasos como aves, salchichas o sangre. En recetas europeas, las copas floridas de la Artemisia Vulgaris eran un ingrediente tradicional en la elaboración del ganso relleno. Las flores secas y sin abrir podían utilizarse como sustituto de la pimienta y, por lo tanto, se las llamaba «pimienta de los pobres». Antes de que el lúpulo estuviera disponible, se usaban hojas de Artemisa para dar sabor a la cerveza y hacerla más duradera.

LA HIERBA PUEDE UTILIZARSE PARA LOS SIGUIENTES PROBLEMAS DE SALUD / ENFERMEDADES

Anorexia, indigestión, problemas intestinales, problemas hepáticos, ictericia, lombrices intestinales, piojos, problemas menstruales, falta de períodos, sangrado uterino, para iniciar un parto y durante el posparto, depresión, tensión, problemas de sueño, histeria, temblores, epilepsia, gota, líquido en la rodilla, picazón, erupción cutánea, psoriasis, malaria, hemorragias nasales y otras hemorragias, infecciones fúngicas, resfriados, gripe, bronquitis, fiebre, dolores musculares y picaduras de insectos. La Artemisa se usa también como insecticida, para la producción de moxa y para la limpieza ritual.

Beneficios de la Artemisa Annua

1. Previene las infecciones

Tiene una eficacia del 90% en el tratamiento y cura de la malaria causada por un parásito, Plasmodium falciparum. La Artemisa Annua tiende a desarrollar una mayor inmunidad en el cuerpo frente a los efectos de los parásitos de la malaria. Al combinarlo con medicamentos contra la malaria, la artemisinina puede detener eficazmente la actividad microbiana que conduce a infecciones y afecciones de salud como la hepatitis B y C.

2. Ayuda en el tratamiento del cáncer

Todavía no hay suficiente evidencia clínica para respaldar beneficios precisos. Sin embargo, algunos ensayos clínicos muestran que la combinación de Artemisia Annua con cierto tipo de quimioterapia, puede aumentar la tasa de supervivencia. La artemisina tiene efectos antitumorales que hacen de este complemento el aliado perfecto para el tratamiento del cáncer y para la mejora de la condición de la persona. Tiene un efecto inhibidor significativo sobre el crecimiento de las células cancerosas, efecto antitumoral que se consigue principalmente induciendo la apoptosis de las células.

3. Mejora el insomnio

Tiene propiedades sedantes y antiinflamatorias. Ayuda a calmar los nervios y relajar los músculos. Esto ayuda al sistema nervioso a componer los pensamientos y aliviar el estrés. Estas propiedades de la Artemisia Annua son de gran utilidad en el tratamiento de trastornos del sueño como el insomnio.

4. Estimulante del sistema inmunológico

La artemisinina continúa demostrando grandes resultados en el refuerzo de la inmunidad, con efectos antiinflamatorios en el cuerpo humano. La Artemisia Annua inhibe las actividades de ciertos virus como el citomegalovirus humano (HCMV), el virus de la hepatitis B, el virus de la hepatitis C y otros virus relacionados con la familia Herpesviridae. Inhibe los mitógenos de los linfocitos T e induce la propagación de los linfocitos sin causar citotoxicidad, por lo que contribuye en el tratamiento de enfermedades autoinmunes mediadas por linfocitos T.

5. Mejora de la condición de la piel.

La eficacia de la Artemisia Annua contra las enfermedades de la piel, se encuentra entre los beneficios menos conocidos de esta hierba medicinal china. La artemisina ofrece gran alivio y resultados positivos en el tratamiento de heridas, úlceras y problemas relacionados con la piel. Ayuda a prevenir infecciones de la piel gracias a qué ésta aumenta su inmunidad, y también combate las infecciones cutáneas existentes al crear células de la piel sanas y fuertes.

6. Propiedades antiinflamatorias

La Artemisia Annua es rica en agentes que reducen la inflamación en el cuerpo, ayudando a aliviar el dolor y reducir la hinchazón de tejidos. Esto lo hace efectivo para problemas gastrointestinales, ayudando a tratar afecciones como la dispepsia.

Otros usos de la Artemisia Vulgaris

Al igual que el ajenjo (Artemisia absinthium), la Artemisia Vulgaris se ha utilizado como remedio para las polillas en los armarios. En escandinavia, la Artemisa fue probablemente más importante como medicina para el ganado que para los humanos, y la hierba se usó contra muchas de las dolencias a las que estaba expuesto el ganado. En la medicina veterinaria popular, la planta, hasta tiempos recientes, se ha utilizado como agente anticonceptivo y también se ha administrado a las vacas después del parto. La Artemisia también se utilizó como alimento para el ganado, mezclado con el pienso normal para aumentar la cantidad. Las raíces también se pueden desenterrar, limpiar y dar como pasto al ganado.

Tanto las plantas de Artemisia frescas como secas tienen un efecto disuasorio sobre los insectos. Por tanto, pueden utilizarse como plaguicida, pero debe hacerse con precaución ya que la Artemisa puede inhibir el crecimiento de las plantas. Un té hecho con la hierba es un buen insecticida completo y el aceite esencial de la planta puede matar los líquenes de los insectos.

Advertencias, efectos secundarios y contraindicaciones.

La Artemisa no debe ser consumida por mujeres embarazadas, especialmente durante los primeros tres meses de embarazo. En la medicina herbal china, la Artemisa está contraindicada en los déficits de sangre y yin, tensión alta y durante el embarazo. Muchas personas reaccionan alérgicamente al polen de la Artemisa y, por lo tanto, la planta se considera a menudo una planta problemática para los asmáticos graves.

Otros Tipos de Variedades de Artemisa y sus propiedades principales

Existen alrededor de 380 especies diferentes de plantas de artemisia diferentes y cada una tiene sus propias características, beneficios y contraindicaciones. Los principales tipos e indicaciones de éstas son:

1. Artemisia vulgaris

Simplemente llamada Artemisia en Brasil, se usa para tratar anemia, calambres, dolor abdominal, gastritis, nerviosismo, neuralgia, falta de apetito, mal aliento, regular los ciclos menstruales irregulares y aliviar los calambres.

2. Artemisia absintum, hierba santa o ajenjo

Se le llama popularmente Absenta o Losna, una bebida alcohólica muy conocida. Sirve para combatir cólicos intestinales, lombrices y parásitos, estimulantes uterinos, indigestión, ardor de estómago, falta de apetito, problemas nerviosos, bajar la fiebre o combatir problemas biliares. También es un excelente repelente de insectos y se puede usar como hierba aromática para reemplazar la sal.

3. Artemisia dracunculus

También conocido como estragón, se usa para tratar los cólicos menstruales y la indigestión.

4. Artemisia pontica

También conocida como Absenta Romana, tiene una acción similar a la absenta de ajenjo y sirve para combatir todo tipo de dolores porque tiene propiedades analgésicas, pero también se puede utilizar para degustar vinos, licores y vermú.

5. Artemisia ludoviciana

También conocida como Artemisia occidental es una hierba aromática y antiséptica importante que se puede usar dentro de los zapatos para eliminar olores.

6. Artemisia lactiflora

Se encuentra en China y se puede utilizar en la preparación de comidas para agregar sabor a la comida.

7. Artemisia annua o ajenjo chino

Es excelente para combatir la malaria, tiene efectos digestivos, antiparasitarios y antisépticos, por lo que puede usarse para combatir fiebre, gripe, resfriados, aumentar la inmunidad y puede ser un buen complemento para el tratamiento de cánceres de mama, próstata y leucemia.

Formas de tomar Artemisa:

En infusión: Poner 1 cucharadita de nuestra hierba Artemisa hojas por taza. Añadir agua Hirviendo, dejar reposar 5-10 min y filtrar.

En decocción: Echar nuestra hierba Artemisa hojas en agua hirviendo, hervir durante 2-5 minutos dejar reposar 5-10 minutos y filtrar, en la proporción de 1 cucharadita por taza.

Con estas preparaciones se aprovechas las propiedades antimicrobiana, emenagoga, astringente, aperitiva y eupéptica de esta planta. Indicado para anorexia, digestiones lentas, amenorrea, dismenorrea.

En comprimidos: Complementos alimenticios de artemisa Holofit en capsulas, tienen propiedades desinfectantes del tracto digestivo, así como antiparasitarias en general.

Nuestros comprimidos de Artemisa Annua no contiene gluten, ni almidón, ni transgénicos, ni colorantes. Es apta para vegetarianos, diabéticos y pacientes con dietas restrictivas. Se toman de 4 a 7 comprimidos por día. En extracto natural: Nuestro Extracto Natural de Artemisa ayuda a la digestión y tiene propiedades antibacterianas y desintoxicantes. Ofrece una mayor biodisponibilidad. Y no contiene alcohol para su conservación. Se toma 1 ml. 3 veces al día diluido en agua.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Lista de espera Envíanos tu email y te avisaremos cuando tengamos en stock. Muchas gracias!.
Ir arriba

Suscríbete al Boletín y consigue un 5% de descuento