☎ 96 686 04 68 | info@mon-natura.com

ENVIAMOS A TODA EUROPA, EEUU, CANADÁ, SUDAMÉRICA

Refuerzo para los portadores del VIH

‘Renovén’ aumenta las defensas ante cualquier patología inmune

Luc Montagnier se ha convertido en un Nobel incómodo al defender que la mejor forma de combatir el sida no es una vacuna, ni los antirretrovirales, sino un sistema inmune competente, y que por tanto la mejor solución frente al VIH es reforzarlo de forma natural. Muchos son los productos que presumen de mejorar el sistema inmune de forma natural; sin embargo muy pocos lo han demostrado científicamente, y el Renovén lo ha hecho. Además de los estudios realizados recientemente por la compañía biotecnológica Ebiotec, a lo largo de su desarrollo ha protagonizado ensayos clínicos (estudios fase II y III) en el KISS-Curatorium for Immunodeficiency de Munich (Alemania), en los que también demostró aumentar el número de linfocitos CD4 y CD8 de pacientes seropositivos.

En un mundo con 33 millones de enfermos de sida según la Organización Mundial de la Salud, es inexplicable que las palabras de Luc Montagnier, premio Nobel de Medicina en el año 2008 por su descubrimiento del VIH o virus del sida en la premiada película documental House of Numbers – The HIV/AID’s history is being rewritting (La casa de los números – La historia del VIH/SIDA está siendo reescrita), no ocuparan las portadas de los grandes periódicos de todo el mundo. Y si no fue así es porque por primera vez un médico del sistema apostaba por las soluciones naturales frente al sida y no por las soluciones farmacológicas.

“–Si tienes un buen sistema inmune –pregunta el entrevistador a Montagnier– ¿entonces tu cuerpo puede deshacerse de forma natural del VIH?

“–Sí. –Lo dijo sin dudar, al instante, de forma clara y tajante. Más adelante el periodista volvía a insistir en la misma cuestión:

“–Usted ha comentado que si se tiene un sistema inmune completo es posible deshacerse del VIH de forma natural [Montagnier asiente con la cabeza]; entonces si a un africano pobre que ha sido infectado se le repone su sistema inmune ¿le será posible deshacerse del VIH de forma natural?

“–Creo que sí.”

Y no era la primera vez que manifestaba su opinión. Lo hizo anteriormente en la revista española Discovery DSalud: “Si usted y yo tenemos un buen sistema inmunitario podemos exponernos al virus del sida y no infectarnos. Hay mucha gente expuesta al virus que no se infecta porque tiene una buena respuesta inmunitaria.” Y poco después de recibir el Nobel al diario Le Figaro: “Actualmente mi trabajo de investigación se centra en encontrar tratamientos complementarios que permitan erradicar la infección a fin de que los pacientes sean tratados durante un tiempo bastante más corto y enseguida se curen; es decir, que su sistema inmunitario controle la infección.” Así pues para Montagnier el sistema inmune, los tratamientos complementarios no tóxicos y el estrés oxidativo se han convertido en el triángulo donde se asienta actualmente su trabajo desde la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del SIDA.

Pero ¿dónde encontrar un producto natural, no tóxico, que refuerce el sistema inmune y que haya demostrado todas estas propiedades científicamente? Entre los que se encuentran en el mercado español, el Renovén (un producto natural compuesto de proteínas procedentes de bacterias no patógenas, seleccionadas y aisladas tras muchos años de investigación por el doctor Chacón, identificadas en el Instituto Pasteur de París y guardadas en la colección española de cultivos tipo) es sin lugar a dudas una de las mejores opciones posibles.

Y lo es porque, desde que a mediados del siglo pasado el investigador español Fernando Chacón patentara lo que en principio fue una autovacuna destinada a combatir el cáncer y otras enfermedades degenerativas, ha experimentado un continuo desarrollo. Primero fue una autovacuna, luego una vacuna bajo el nombre de FR-91, y finalmente, con la misma base proteínica, un producto bebible comercializado bajo el nombre de Renovén como complemento alimenticio. Y durante estos años la investigación desarrollada en centros independientes nacionales e internacionales no ha hecho sino confirmar sus propiedades, las mismas que Montagnier considera ideales.

Además, en julio de 1997 se llevó a cabo en Alemania un ensayo fase II con el FR-91 (nombre científico del Renovén) en su forma de vacuna (la base del producto hoy sigue siendo la misma). El ensayo se tituló ‘Efectos y tolerancia del producto FR-91 en el tratamiento de pacientes VIH positivos’ y su objetivo era evaluar su tolerabilidad y su acción sobre las defensas en enfermos de sida. Se diseñó como ensayo multidisciplinar, aleatorio y a doble ciego, y en él participaron 30 personas infectadas por el VIH a las que se dividió aleatoriamente en dos grupos; uno de ellos fue tratado con el producto, mientras que al otro se le administró un placebo. ¿Con qué resultado? “Se puede concluir –afirman en el estudio los investigadores– que el tratamiento con dos unidades de FR-91 vía intramuscular cada 48 horas durante 12 semanas produce un aumento significativo en el recuento de linfocitos CD4 y CD8 en pacientes VIH positivos. El incremento observado es de importancia clínica. El efecto es dosis-dependiente. No se observó variación en la carga viral en ninguno de los pacientes tratados. En fase II el FR-91 ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de pacientes afectados por el virus VIH.”

Los resultados animaron a la familia Chacón a realizar nuevos ensayos, y de esta manera se llevó a cabo el ensayo fase III, ‘Tolerabilidad y eficacia inmunoestimulante y antiviral del FR-91 en el tratamiento de pacientes VIH positivos. Extensión de los ensayos en fase II’, concluido en diciembre de 1998. El propósito del nuevo ensayo fue lógicamente ampliar y analizar en detalle los resultados obtenidos en la fase II, para evaluar tanto la tolerabilidad como la eficacia inmunoestimulante y antirretroviral del FR-91 en el tratamiento de pacientes enfermos de sida.

De nuevo se diseñó un ensayo multidisciplinar, aleatorio y a doble ciego, con tres grupos de estudio. Se dividió a 35 pacientes entre los tres de forma aleatoria; dos grupos fueron tratados con el producto a distintas dosis y a un tercero de se le administró un placebo.

Los resultados confirmaron los obtenidos en la fase II. El producto FR-91 produjo un incremento significativo en la línea celular CD4 y CD8, sin producir efectos secundarios, con tolerabilidad de buena a excelente. Los resultados fueron considerados estadísticamente relevantes. “La conclusión más importante –señala el estudio– es la relevancia estadística. Los datos obtenidos en esta tercera fase no solo confirman la segunda fase sino que este resultado es estadísticamente significativo y proyectable a la totalidad de población total de enfermos de sida. Queda confirmada la buena tolerancia y efectividad del producto y la total ausencia de efectos secundarios.”

Diez años y centenares de miles de fallecidos y enfermos han pasado hasta hoy, y el tiempo que se habría debido emplear en apoyar los esfuerzos de la familia Chacón se emplearon en silenciar su trabajo. Sin embargo, poco a poco las propiedades del Renovén se van confirmando con nuevas investigaciones. Sin olvidar que otros estudios realizados con el FR-91 en centros internacionales y en la misma época demostraron eficacia también frente a patologías osteoarticulares, hepatitis y cáncer de mama, entre otras patologías.

Inmunomodulador e inmunoestimulante

Con la satisfacción de que el producto, bajo el nombre de Renovén, se pudiera adquirir en el mercado, Rafael Chacón decidió volver a emprender el camino andado y encargó el análisis del producto a una empresa española de prestigio internacional en I+D, Ebiotec, empresa orientada a la investigación y el desarrollo de productos de alta tecnología aplicados a la salud y a la alimentación humana, con tres áreas básicas: Biotecnología, Genética Clínica y Genómica, y Nutracéuticos. A pesar de que en el mercado existen muchos medicamentos cuyo mecanismo de actuación se desconoce, Chacón sigue empeñado en conocer lo máximo sobre el Renovén.

La investigación sobre el Renovén/FR-91 está siendo dirigida desde entonces por Valter Lombardi, investigador con más de 30 años de experiencia en el campo de la inmunología, especialmente en técnicas de biología molecular. Durante los últimos años ha sido director del Departamento de Biotecnología.

Su trabajo fue publicado en el Journal of Biomedicine and Biotechnology bajo el título ‘Effects of FR-91 on immune cells from healthy individuals and from patients with non-Hodgkin lymphoma’. Y los resultados fueron los que esperaban todos aquellos que llevan años en contacto con el producto: “El uso del FR-91 –señala el trabajo en sus conclusiones– se puede recomendar en situaciones patológicas donde el sistema inmunológico está immunocomprometido y en las situaciones en que el funcionamiento del sistema inmune debe ser restaurado.”

En el trabajo de Ebiotec ha quedado demostrado que el Renovén actúa como inmunoestimulante, al ser especialmente eficaz en la producción de citoquinas, que tienen una acción directa sobre la proliferación de linfocitos y otra serie de sustancias que inciden en un mejor funcionamiento del sistema inmunitario. Y también como inmunorregulador, porque entre las citoquinas que induce se encuentran una serie de interleuquinas, entre ellas la interleuquina 2 (la más importante de las que se conocen), que son las que regulan el tráfico inmunitario, activando al alza o a la baja la producción de unos determinados tipos de linfocitos de forma diferente en el grupo del Renovén y en el grupo de muestras de pacientes con linfoma No Hodking, y proyectando su acción sobre aquellos órganos o zonas del cuerpo que presentan un especial desequilibrio.

Estos resultados ratifican, a juicio de Rafael Chacón, las propiedades del producto, y no solo confirman la eficacia demostrada en Alemania sino también su utilidad como complemento en tratamientos de patologías del sistema inmunitario, desde una simple gripe a déficits inmunitarios, enfermedades autoinmunes, hipersensibilidad, infecciones virales, restauración inmunitaria después del trasplante de médula ósea y/o de órganos.

La investigación sobre nuevas propiedades del Renovén continúa pero, mientras tanto, todas aquellas personas inmunodeprimidas (especialmente los denominados seropositivos, hayan o no desarrollado la enfermedad) deben saber que tienen a su disposición un producto que les va a ayudar a mejorar, no-tóxico, natural, inocuo, recomendable por tanto a pacientes que estén sometidos a tratamientos médicos agresivos como son la quimioterapia, radioterapia y otros farmacológicos.

Antonio Muro

Artículo facilitado por la Revista Athanor www.athanor.es

Renovén lo encontrarás en nuestro HERBOLARIO ONLINE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lista de espera Envíanos tu email y te avisaremos cuando tengamos en stock. Muchas gracias!.
Ir arriba