Más vistas

¡Vivir! Louise L. Hay

Producto En stock

Número de Referencia: :9788479531119
Peso: 300.00 gr
11,00 €
Herbolario Online Món Natura:

Durante los cinco últimos años más o menos, he reducido mis conferencias y viajes y me he convertido en una espe­cie de agricultura. Paso la mayor parte de mi tiempo en mi hermoso huerto y jardín lleno de plantas, flores, frutos, verduras y árboles de todo tipo, y disfruto muchísimo po­niéndome a gatas para cultivar la tierra.


Número de Páginas: 240


Editado por Urano

 
 
 
Descripción del producto
Herbolario Online Món Natura:

Soy agricultura orgánica, de modo que ni una sola hoja sale jamás de mi propiedad. Todo va a parar a un montón para convertirse en abono, y poco a poco voy alimentando mi tierra para que sea nutritiva y fértil. También como tan­tos productos de mi huerto como puedo, y disfruto de fruta y verdura fresca durante todo el año.

 Hablo aquí de mis actividades de horticultura a modo de introducción a algunas de las cosas que voy a presentar en este libro. Verás, tus pensamientos son como las semillas que plantas en tu jardín. Tus creencias son como la tie­rra en la que siembras esas semillas. La tierra fértil y nutri­tiva produce plantas fuertes y sanas. Pero hasta a las semi­llas buenas les cuesta crecer en tierra empobrecida, llena de malas hierbas y piedras.

 Los jardineros saben que para trazar un nuevo jardín o rehacer uno viejo, lo más importante es preparar la tierra de cultivo. Primero es necesario eliminar las piedras, las malas hierbas y las plantas viejas y estropeadas. Después, si es un jardinero responsable cavará la tierra hasta una pro­fundidad equivalente a dos palas, retirando más piedras y raíces viejas. A continuación añadirá tanta materia orgánica como sea posible. Soy partidaria del abono orgánico, es­tiércol de caballo y harina de pescado. Sobre la tierra suelta y limpia se ponen entre siete y diez centímetros de estos abonos y después se remueve la tierra con la pala y se mez­cla bien. Es un trabajo que vale la pena hacer para plantar. Cualquier cosa que se plante en esa tierra brotará y se con­vertirá en una planta fuerte y sana.

 Lo mismo ocurre con la tierra de nuestra mente, nues­tras creencias básicas. Si queremos que nuestras nuevas y positivas afirmaciones, es decir, los pensamientos que tene­mos y las palabras que decimos, se conviertan en realidad tan pronto como sea posible, entonces haremos el esfuerzo extra de preparar nuestra mente para que esté receptiva a estas nuevas ideas. Podemos hacer listas de todas las cosas que creemos (por ejemplo, «Qué creo del trabajo, la pros­peridad, las relaciones, la salud», etc.), y luego examinar esas creencias para detectar lo que hay en ellas de negativo. Puedes preguntarte: «¿Deseo continuar basando mi vida en estos conceptos limitadores?». Entonces cava más hondo para eliminar las viejas ideas que jamás van a apoyar tu nueva vida.

 

 

 

También recomendamos
Te podría(n) interesar también el/los siguiente(s) producto(s)
Información adicional
Sin gastos de envio N/A
Comentarios
Escribe un comentario
Sobre el siguiente producto: ¡Vivir! Louise L. Hay
¿Cómo valoras este producto? *
Valoración
0/5