Protectores Solares

Elementos 1 a 12 de un total de 13

Página:
  1. 1
  2. 2

Elementos 1 a 12 de un total de 13

Página:
  1. 1
  2. 2
Show More Products


Protectores Solares

El Sol es uno de nuestros mejores aliados, nos proporciona la luz solar y la energía que permite que exista vida en la Tierra. Pero, además, tiene un excelente impacto en nuestra salud, tanto en la física como en la emocional. De todos es sabido que tomar el Sol nos proporciona un estado de ánimo incomparable y nos permite lucir un bonito moreno. No obstante, el Sol también puede ser un gran enemigo, los rayos UVA nos pueden producir una serie de enfermedades, entre ellos el cáncer de piel, siendo este un cáncer muy doloroso. Por ello, desde hace unos años las autoridades públicas y sanitarias, recomiendan utilizar protectores solares para protegerse de los efectos adversos de la luz solar, ya sea tomando el Sol o trabajando al aire libre, sobre todo durante los meses de verano.

Sin embargo, mucha gente huye de los protectores porque les parece un producto artificial y demasiado agresivo con la dermis, y en parte, tienen toda la razón del mundo. Por este motivo, la industria que es más responsable con el medio ambiente y con la salud cutánea decidió sacar una línea de productos más respetuosos, los ecológicos. Esta clase de productos se puede encontrar en una herboristería, como la de nuestra tienda online.

¿Por qué debe usar un protector solar ecológico y natural y no uno convencional?

Hay muchas razones para ello, evitar los efectos nocivos que tienen los productos químicos en nuestra piel es sólo una de ellas. Los ecológicos reducen los efectos nocivos del sol y mejoran la conservación de la dermis, es decir, evitan el envejecimiento previniendo ciertas enfermedades cutáneas.

Las ventajas son las siguientes:

-Ayudan a proteger la piel del sol mientras hace que esta esté menos irritada y la nutre. Uno de los problemas de los protectores químicos es que obstruyen los poros de la dermis.

-En segundo lugar, contienen una serie de minerales muy beneficiosos para tu dermis y que te protegen de los rayos UVA.

- Se degradan fácilmente porque son biodegradables. Esto es fundamental para que tu piel no se contamine con los productos químicos. De esta manera, no sufrirás alergias, ni enrojecimientos.

-Los aceites vegetales, con los que suelen contar, filtran los rayos UV, lo cual sin duda es una gran noticia.

-A diferencia de los productos estandarizadios, la protección es inmediata por lo que no te tendrás que preocupar de echártelo media hora antes de que te del Sol.

-Pero, como no, la principal ventaja es que carecen de productos nocivos que dañen tu dermis. Uno de los mayores problemas de los protectores solares convencionales son el hecho de que envejecen la piel, al igual que lo hacen otros productos como el tabaco. Y ¡estéticamente se nota mucho! Si te bronceas es, precisamente, para estar mejor físicamente, lo que no querrás es que tu piel pierda juventud.

¿Son más caros los protectores solares ecológicos que los convencionales?

Como todo producto ecológico, siempre es más caro que el químico, esto se puede ver fácilmente en un herbolario. Esto se debe a que la fabricación es más costosa, porque la calidad es mayor y las políticas de las empresas son más responsables con el medio ambiente. No son baratos, pero eso no significa que no merezcan la pena. Se asemejan al problema de la crema facial, que cuanto mejor es más cara es y más sana, lo cual no quiere decir que la relación calidad precio no sea buena.

Los protectores para el Sol, por lo tanto, si merece la pena que sean ecológicos, ya que como hemos visto presentan muchas ventajas respecto a los químicos.

Además, se pueden aplicar de una manera diferente ya sea en loción, o en spray o aplicándotelo directamente con la mano. Es más recomendable hacerlo con la mano ya que así estas se hidratan. Recuerda también que debes tomar el sol de manera gradual y aplicar el protector solar en todo el cuerpo. Evitar las horas de mayor intensidad será una buena recomendación.

¿Dónde comprar un protector solar ecológico? ¿En un herbolario físico u online?

La mejor manera es comprarlo online, sin duda alguna. A diferencia de otros productos de herbolario, las cremas solares no tienen ninguna peculiaridad que hagan que se deban probar físicamente, solo hay que fijarse en el grado de protección que ofrecen.

Por este motivo, los herbolarios online ofrecen un precio mejor ya que no tienen el sobrecoste de tener que tener una tienda física en la que exponer sus productos, como mucho los gastos de publicidad en internet. En nuestra tienda online te ofrecemos todo tipo de posibilidades para que adquieras protectores naturales para el sol, al mejor precio posible.

Son más baratos y la calidad es la misma, ya que proceden de las mismas marcas que encontrarías en un herbolario físico. Además, cuentas con las ventajas que te aporta el mundo online que, generalmente, suele ser más flexible y permite unas mejores condiciones a la hora de comprar, ya sean protectores ecológicos, ya sean lociones para el sol o simplemente aceites solares. Además, en nuestra tienda podrás encontrar los mejores protectores solares para niños.

Los niños tienen una dermis más delicada por lo que es recomendable el uso de protectores naturales. De lo contrario, no resulta nada raro que sufran quemaduras o enrojecimientos provocados por los productos químicos. Estos productos suelen ser muy agresivos y a diferencia de los adultos, los niños no suelen estar acostumbrados a esta clase de potingues, ni de cremas, ni de lociones.

En conclusión, los protectores solares son muy recomendables a la hora de protegerse contra el Sol. Ten en cuenta que puede hacernos mucho daño debido a los efectos nocivos que la sobrexposición del mismo produce en la piel. Por ello, usar un protector es una buena idea, no obstante, hay que huir de los convencionales ya que cuentan con una serie de componentes químicos que son muy agresivos con la piel. Uno ecológico presenta muchas ventajas y merece la pena. En nuestra tienda online podrás comprarlos sin tener que preocuparte de absolutamente nada más.